12/11/07

¿infiel?, te necesito


Te has vuelto descarada y ausente,
mis besos en tus labios huelen a su perfume,
el roce que mis manos necesitan de tus mejillas
caen en vacío ante tu áspera y dura piel,
mantienes mi mirada y me susurras “te quiero”,
sujetas mi alma y te ríes con estruendosa locura,
y aun así te necesito.


Ayer no estabas,
las sábanas revueltas y él,
dormido, desnudo en la oscuridad,
el silencio me despojó de mi ropa, entorné la puerta,
le despojé de tu alma, y quemé el recuerdo de tus promesas,
ya nunca volverás a exhumar el olor que no te corresponde,
ahora, si lo quieres, deberás tomarlo de mi cuerpo.


poema publicado en Dulce Arsenico