1/4/10

Joyce (Ulysses)



Cada vez que me acerco a la obra principal del señor Joyce, el mundo se me para. Me absorbe de tal manera que me sintetizo en un único pensamiento: seguir leyendo, y veo por donde me encuentro personas que perfectamente encajarían en esta gran novela, siempre y cuando fuesen descritos por el mismo Joyce.

En mi primer acercamiento leí la traducción del señor Valverde (Tusquets), pero en esta ocasión me hice con la traducción del señor Subirat (Planeta), y con el apoyo de la guía del señor Valverde, además de una pequeña biografía sobre el escritor, me están permitiendo realizar un acercamiento más profundo a la obra en su complejidad y entender de manera más completa a sus personajes.

En Ulysses todo está previsto. Cada palabra, cada frase tiene un sentido dentro de un contexto en el que se desarrolla la escena, pero a su vez tiene alguna reminiscencia con los distintos leitmotiv que se desprenden de la obra en su conjunto.

Los niveles son universales. Podemos leerla desde su conjunto, apoyándonos en el esquema que el mismo Joyce ofreció a su editor, con la Odisea de Homero a un lado y Hamlet al otro, con las infinitas anotaciones sobre calles, personajes y sucesos tanto de la época como históricos. O si lo preferimos como un día en las vidas de los distintos personajes escritos desde sus subjetividades y basadas en variedad de formas de escritura.

Es curioso descubrir en la obra una crítica en si misma, una vanguardia de lo que en la década de los años 80 se desarrollaría como el Neohistoricismo, como crítica literaria teniendo en cuenta que el desarrollo de escritura de la novela no puede ser independiente a su época, lugar y circunstancias de escritura. Aspecto que se hace más que evidente hojeando cualquier reseña, por pequeña que sea, de su biografía. Todo en contra del antiguo New Criticism, que trataba de estudiar la obra como una novela cerrada en sí misma, sin más ambigüedades y referencias que ella misma. Qué ejemplo más claro y conciso que la discusión (9) de la interpretación de Hamlet con las circunstancias en la vida de Shakespeare en su escritura.

No puedo dudar que la madurez del lector hace que la novela adquiera numerosos puntos de vista nuevos que anteriormente han pasado desapercibidos, ya sea por la menor pericia del lector, por la acumulación de libros que median o la relectura de clásicos que vuelven a aparecer en este libro-enciclopedia.

Comenta uno de los personajes del Ulysses que después de Dios, Shakespeare es quien más ha creado, por eso ambos son piedras angulares de la obra y tal es su atractivo, que siendo un admirador del dramaturgo, en medio de la discusión sobre las distintas teorías que se manejan sobre Shakespeare y su relación con Hamlet (9), el señor Buck Mulligan, expone a Haines que "Shakespeare es el terreno de caza adecuado para todos los mentes que han perdido su equilibrio". Frase que cae como un jarro de agua fría, pues parece decirlo a nuestras espaldas observándonos devorar las líneas sobre sus interpretaciones.

1 comentario:

Gabriel Rosa dijo...

Hola Mariano: también siento una gran admiración por Joyce, y por ese ejercicio de estilo que es "Ulysses". También leí la traducción de Valverde, con su inmenso aparato crítico/guía de lectura. Durante años fue un mito y un ejemplo de que un autor es fruto de su época. Joyce, Pound, Eliot, jugando con el Inglés; Beckett buscando en francés expresarse con un lenguaje más allá de las palabras; Vallejo exprimiendo nuestro castellano en "Trilce". La preocupación por el lenguaje, pero no muriendo el texto en la preocupación estilística. Al contrario, haciéndonos a los lectores partícipes, constructores de la historia.

Me fascina de esta obra su carácter multifacético, donde entiendo esto como los múltiples diálogos que establece: el del autor con su tradición y pasiones -no sólo literarias-; el que nos obliga a los lectores para reconstruir toda la historia; la sutileza con la que reflexiona sobre Shakespeare, sutileza por su admiración. El giro técnico, metanovelístico, metalingüístico, en "Finnegan´s Wake", no ha conseguido lo que esta obra, quizá por su complejidad.

Espero leer pronto entradas nuevas en tu blog.

Un abrazo.