26/5/10

Sergio Olguín y su Oscuro Monótona Sangre

Sergio Olguín por inducción y Oscuro monótona sangre por deducción, han supuesto un agradable y genial descubrimiento. Este escritor argentino, con esta obra de apenas 188 páginas, es capaz de envolver al lector en un ambiente real, para aderezarlo con cierta perturbación y condimentarlo con el olor de los instintos tabúes, para crear una obsesión que poco a poco se va complicando y que te arrastra página tras página, acelerando el pulso hasta no dejarte escapar.
Los diálogos con sus argots argentinos le dan ese toque propio de la calle que contextualizado en las profundidades de los barrios bajos, te involucran aún más en la historia.
La estructura es sencilla y perfecta. No hay instersticios posibles. Todos los detalles están estudiados para que nada se escape y pueda ser un calco de la vida real.
Mientras lees la novela, te parece estar viviéndola, hasta tal punto que los diálogos cuentan con ese ritmo argentino de entonación tan característico.
Seguiremos de cerca a este escritor cruzando los dedos para que este descubrimiento de lo bien hecho cuente con otras interesantes historias.

No hay comentarios: