27/7/11

Dublinesca


Dublinesca es la última novela de Enrique Vila-Matas y la primera que leo de este estupendo escritor.
La apuesta del señor Vila-Matas es tan atrevida como arriesgada. Me considero un lector elitista e intolerante y he caído en un tipo de novela de igual calco.
Joyce y su obra cumbre es tachada una y otra vez de imposible, aburrida e incomprensible. Enrique lo primero que hace es alzarla, que se vea bien el estandarte. Por otro lado dice una amiga escritora que lo que le gusta escribir no son grandes acontecimientos ni enrevesados argumentos, simplemente acciones simples del día a día, y me trajo su recuerdo a la memoria el simple hecho de que Vila-Matas organiza en su novela un viaje a Dublín, la búsqueda de acompañantes, las causas de esta decisión (permítaseme decir que es, como casi todo lo que ocurre en la vida cotidiana, una pura casualidad o causalidad, buscando escapar en un momento dado de una presión del momento).
Personalmente considero escritor a aquel que no solamente es capaz de argumentar una historia mejor o peor, sino aquel que en sus intersticios del argumento analiza y desquicia a sus personajes con pensamientos y recuerdos que bien podríamos tener cualquiera de nosotros, y un poco más en el que en la misma novela otros personajes o incluso estos primeros son capaces, según su situación, de expresar la contraria.
Para la lectura de esta novela se hace casi imprescindible haber leído a Joyce, e incluso, y por esto me molesto, conocer Dublín.
¿Quién soy yo para considerar al señor Vila-Matas escritor a día de hoy cuando lo lleva siendo toda su vida?, cierto, pero es mi debut con él.